Categorías
abejas insectos

Abejas asesinas

Difunde el amor

Con Día Mundial de la Abeja A continuación, vamos a echar un vistazo más de cerca a una de las especies de abejas más fascinantes del planeta: La abeja asesina.

Orígenes de las abejas africanizadas

Mientras que sus primos son conocidos por ayudar a la policía a atrapar asesinos en serieLas abejas africanizadas prefieren matarlas ellas mismas.

En la década de 1950, investigadores brasileños intentaron criar una abeja más productiva y resistente a las enfermedades cruzando una abeja europea con una subespecie de abeja africana. El resultado fue la creación de las abejas africanizadas, también conocidas como "abejas asesinas", una especie híbrida de abeja melífera. El objetivo era crear una abeja que se adaptara mejor al clima subtropical de Sudamérica. Sin embargo, algunas de las abejas experimentales escaparon del centro de investigación y empezaron a aparearse con las abejas melíferas locales.

Propagación y distribución mundial de las abejas asesinas

Las abejas africanizadas se extendieron rápidamente por Sudamérica y acabaron llegando a Centroamérica, México y el sur de Estados Unidos. Ahora se encuentran en muchas partes del mundo, incluidas zonas de África, Asia y Europa. Son conocidas por su comportamiento agresivo, que les ha valido el apodo de "abejas asesinas". Las abejas africanizadas son más propensas a enjambrar y atacar en defensa de su colonia que las europeas, y su veneno no es más potente que el de éstas.

Reputación de ''abejas asesinas

Una de las características clave de las abejas africanizadas es su extrema agresividad, que les valió el apodo de "abejas asesinas". Defienden agresivamente sus colonias y atacan en mayor número y con más ferocidad que las abejas melíferas europeas. Esta agresividad puede ser peligrosa para las personas y los animales que entran en contacto con las abejas, y se sabe que en algunos casos han causado la muerte.

Agresividad de las abejas asesinas

Los científicos creen que el comportamiento agresivo de las abejas africanas se debe a una combinación de rasgos de las abejas europeas y africanas en su composición genética. En la década de 1950, los investigadores cruzaron abejas africanas conocidas por su comportamiento defensivo con abejas europeas, lo que dio lugar a la creación de abejas híbridas que heredaron el comportamiento agresivo de las africanas.
Su capacidad para prosperar en climas tropicales también contribuye a su éxito a la hora de colonizar nuevas zonas. Actualmente se encuentran en una gran variedad de lugares, desde el norte de Argentina hasta el sur de Estados Unidos.
También se cree que las abejas africanizadas son más agresivas debido a su mayor movilidad. Son capaces de volar más rápido y más lejos que las abejas melíferas europeas, lo que les permite establecer más fácilmente nuevas colonias en nuevas zonas. Esta mayor movilidad también dificulta el control de su propagación y la gestión de sus poblaciones.

Impacto ecológico de las abejas asesinas

Uno de los principales efectos se produce en la dinámica de población de otras especies de abejas. Las abejas africanas son muy competitivas y suelen competir con las abejas autóctonas por recursos como el néctar y los nidos. Esto puede provocar un descenso de la población total de abejas y una interrupción de la polinización de las plantas.
Además, las abejas africanas también pueden afectar al comportamiento y la población de otros animales que dependen de las abejas para alimentarse, como aves y mamíferos. Su comportamiento agresivo puede dificultar la búsqueda de abejas por parte de estos animales, lo que puede provocar también un descenso de sus poblaciones.
Además, su propagación a nuevas zonas también puede provocar cambios en la composición de las comunidades vegetales. Las abejas africanas están más adaptadas a los climas tropicales, y su presencia en estas regiones puede provocar un aumento de la abundancia de especies de plantas tropicales a expensas de las especies de plantas autóctonas.

Conclusión

En conclusión, las abejas melíferas africanizadas, también conocidas como "abejas asesinas", son una especie híbrida de abeja melífera creada mediante el mestizaje de las abejas melíferas europeas y la abeja melífera africana. Su comportamiento agresivo y su mayor movilidad han provocado su propagación por muchas partes del mundo, desde Sudamérica hasta el sur de Estados Unidos. Aunque son conocidas por su comportamiento agresivo, que puede ser peligroso para las personas y los animales que entran en contacto con ellas, también tienen un impacto significativo en los sistemas ecológicos locales. Su carácter competitivo puede provocar un descenso de las poblaciones de abejas autóctonas y cambios en las comunidades vegetales. Es necesario seguir investigando para comprender plenamente los efectos ecológicos de las abejas africanizadas y desarrollar estrategias de gestión eficaces para mitigar su impacto en los ecosistemas locales.

Precauciones

Al tratar con abejas africanas, es importante tomar precauciones para protegerse y proteger a los demás de su comportamiento agresivo. A continuación se indican algunas medidas que debe tomar cuando se encuentre con abejas africanas:

  1. Mantenga la calma: Las abejas africanas son más propensas a atacar cuando se sienten amenazadas, por lo que es importante mantener la calma y evitar movimientos bruscos.
  2. Aléjese de las abejas: Si entra en contacto con abejas africanizadas, intente alejarse de la zona rápidamente y con calma. Evita correr, ya que esto desencadenaría su respuesta agresiva.
  3. Llevar ropa protectora: Cuando se trabaja cerca de abejas africanizadas, es importante llevar ropa protectora, como traje o velo de apicultor, guantes y botas.
  4. Utilice repelentes de abejas: Algunos repelentes de abejas, como la citronela, pueden utilizarse para mantener a las abejas africanizadas alejadas de una zona.
  5. Solicite ayuda profesional: Si tiene un gran enjambre de abejas africanizadas en su propiedad, lo mejor es llamar a un apicultor profesional o a una empresa de control de plagas para que las elimine de forma segura.
  6. Sea consciente del entorno: Esté atento al entorno cuando salga y tome nota de la actividad de las abejas. Si observas muchas abejas volando, quizá sea mejor evitar esa zona.

Es importante señalar que, aunque las abejas africanas son más agresivas, no son más venenosas que las europeas. El veneno de ambos tipos de abejas es el mismo. El peligro viene del número de picaduras que pueden producirse en un ataque. Si te pican varias veces, podrías tener una reacción alérgica grave, por lo que es importante tomar precauciones para evitar que te piquen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESSpanish