Categorías
gaslighting psicología psicología del trabajo

El daño oculto del Gaslighting en el lugar de trabajo

Difunde el amor

Luz de gas es una técnica manipuladora utilizada por los individuos para hacer que los demás cuestionen sus propias percepciones y recuerdos. Aunque suele asociarse a las relaciones personales, el gaslighting también puede darse en el lugar de trabajo. Este artículo examinará los signos de gaslighting en un entorno profesional, su impacto en los empleados, y los pasos que se pueden tomar para hacer frente a este comportamiento dañino.

Definición de gaslighting

El gaslighting es una forma de manipulación psicológica que consiste en hacer dudar a alguien de sus propios recuerdos, percepciones o cordura. A menudo, el manipulador niega que los hechos hayan tenido lugar, tergiversa la verdad o hace creer a la víctima que recuerda mal las cosas. En el lugar de trabajo, el gaslighting puede producirse cuando un compañero, directivo o jefe intenta que un empleado cuestione sus propias experiencias o capacidades.

Ejemplo: Un jefe niega repetidamente haber prometido un ascenso a un empleado, a pesar de las pruebas que demuestran lo contrario, lo que hace que el empleado dude de su propia memoria y percepción de la situación.

Impacto en las víctimas

El gaslighting puede tener graves consecuencias para las víctimas, como ansiedad, depresión, disminución de la confianza y pérdida de autoestima. En el lugar de trabajo, el gaslighting puede dificultar que los empleados realicen su trabajo con eficacia y puede llevar al agotamiento o incluso a la dimisión. También puede crear un ambiente de trabajo hostil y aumentar los niveles de estrés.

Ejemplo: Un empleado al que su jefe le gaseaba constantemente empezó a sentirse inseguro y ansioso sobre su rendimiento laboral, lo que le llevó a perder la confianza en sí mismo y a tener un bajo rendimiento en el trabajo.

Impacto en la empresa

Los expertos en gestión también destacan que el gaslighting en el lugar de trabajo puede crear un ambiente laboral tóxico. Cuando a los empleados se les hace cuestionar sus propias percepciones y recuerdos, puede crear desconfianza entre los compañeros y reducir la moral. Esto, a su vez, puede provocar altos índices de rotación y dificultades para atraer a nuevos talentos.

Además, el gaslighting puede repercutir negativamente en los resultados de una organización. Cuando los empleados se encuentran en un estado de confusión e incertidumbre, es menos probable que tomen decisiones eficaces, lo que conduce a errores y a una menor eficiencia. Además, un entorno laboral tóxico puede afectar negativamente a la reputación de una empresa, dificultando la captación de clientes y socios.

Ejemplo: Una conocida empresa tecnológica está experimentando un alto índice de rotación de personal debido a las tácticas de gaslighting utilizadas por uno de sus directivos. El directivo menosprecia y socava constantemente a los miembros de su equipo, haciendo que cuestionen sus propias capacidades y decisiones. Esto conduce a una disminución de la moral, así como a una falta de confianza y colaboración entre el equipo. A su vez, la productividad y la eficacia del equipo se resienten, lo que provoca el incumplimiento de plazos y errores que dañan la reputación de la empresa en el sector. El departamento de recursos humanos de la empresa intenta solucionar el problema, pero el comportamiento del jefe continúa. Como resultado, la tasa de rotación de la empresa sigue aumentando y cada vez es más difícil atraer y retener a los mejores talentos en un mercado laboral competitivo.

Tácticas utilizadas en el gaslighting

La luz de gas en el lugar de trabajo suele implicar que el manipulador utilice diversas tácticas para debilitar a su víctima. Esto puede incluir negar los hechos, hacerse el tonto, proyectar la culpa y manipular la información. Por ejemplo, puede negar la promesa de un aumento o culpar a la víctima de malinterpretar la situación.

Ejemplo: Un compañero de trabajo niega repetidamente haber hecho comentarios negativos sobre una víctima, incluso cuando hay testigos presentes, lo que hace que la víctima dude de sus propias percepciones.

Cómo reconocer el gaslighting

Puede ser difícil reconocer el gaslighting, ya que a menudo se produce gradualmente y puede ser sutil. Algunas señales de alarma son que el manipulador niegue con frecuencia los hechos, tergiverse la verdad o se haga el tonto. La víctima también puede sentirse confusa, ansiosa o estresada, y puede empezar a dudar de sus propios recuerdos y percepciones.

Ejemplo: Un empleado se siente constantemente confuso y ansioso acerca de sus interacciones con su jefe, y empieza a dudar de sus propios recuerdos de los acontecimientos, a pesar de tener pruebas que apoyan sus percepciones.

Gaslighting en relación con el trolling de preocupación

En un entorno laboral, el gaslighting puede estar estrechamente relacionado con preocupación por el trolling. Un individuo o grupo puede utilizar falsas expresiones de preocupación para controlar y manipular a sus compañeros, o para desacreditarlos y hacerles quedar mal.

Ejemplo: Un compañero de trabajo puede fingir estar preocupado por un proyecto concreto en el que estás trabajando, pero en realidad lo está utilizando como tapadera para socavar tus esfuerzos y atribuirse el mérito de tu trabajo.

Formas de responder al gaslighting

Si sospecha que está siendo objeto de gaslighting en el lugar de trabajo, es importante que tome medidas para protegerse. Puedes tomar las siguientes medidas en respuesta al gaslighting:

  1. Documente los incidentes: Lleva un registro escrito de los casos de gaslighting, incluyendo la fecha, hora, lugar y detalles de lo sucedido. Esto puede servir como prueba en caso necesario.
  2. Establezca límites: Comunique claramente sus expectativas y límites a la persona que le está haciendo luz de gas. Sé firme y asertivo en tu respuesta.
  3. Busca apoyo: Habla de la situación con un compañero de trabajo de confianza, un representante de RRHH o un terapeuta. Contar con un sistema de apoyo puede ayudarte a tener más confianza en tu respuesta.
  4. Enfréntate al comportamiento: Confronta a la persona que ejerce el gaslighting sobre su comportamiento y sus efectos en ti. Sé claro y específico sobre los incidentes y cómo te hicieron sentir.
  5. Busca mediación: Si el gaslighting es grave y afecta a tu rendimiento laboral, considera la posibilidad de buscar mediación o servicios de resolución de conflictos a través de RRHH.
  6. Cuídate: Es importante cuidarse y proteger la salud mental. Esto puede implicar acudir a terapia, tomarse descansos en el trabajo o buscar un nuevo empleo si es necesario.

Ejemplo: Una empleada, Sarah, lleva un año trabajando con su equipo y siente que sus ideas y opiniones son constantemente desestimadas y desacreditadas por su jefe, que cree que la está "gaslighting". Sarah decide seguir los pasos anteriores para responder al gaslighting.

En primer lugar, empieza a anotar todos los casos en los que su jefe menosprecia sus opiniones y decisiones. A continuación, se arma de valor para enfrentarse a su jefe y expresarle cómo la está afectando el gaslighting. También busca el apoyo de un compañero de trabajo de confianza y de un terapeuta.

A continuación, Sarah establece límites claros y comunica a su jefe que no tolerará comportamientos de gaslighting. Sin embargo, si el gaslighting continúa, se plantea buscar la intervención externa de RR.HH. o de su supervisor para mediar y resolver el problema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESSpanish